La librería de Librio #6 – Chek Chek se quiere casar – Ponlok Sidet

2 minutos de lectura

Por qué lo hemos elegido:

Como sabéis, en Librio trabajamos con una maravillosa organización benéfica llamada Room to Read para poder donar un libro a un niño cada vez que vendemos uno nuestro.

 

Lo que les diferencia de la mayoría de las organizaciones benéficas literarias es que casi todos los libros que donan están publicados por ellos mismos. Y esto es así porque se dieron cuenta muy pronto de que, para crear un verdadero amor por la lectura a una edad temprana, el libro tiene que ser culturalmente relevante para los niños, y eso solo se puede conseguir trabajando con escritores e ilustradores del propio país.  Room to Read ha publicado más de 1.500 títulos propios y se llaman con orgullo “El editor más importante del que nunca has oído hablar”.

 

Cuando visitamos los proyectos de Room to Read en Camboya en septiembre de 2019, elegimos uno de sus libros para resaltar el esfuerzo que hacen a la hora de fomentar la lectura en los niños desde muy pequeños. Ese libro es Chek Chek se quiere casar.

 

Resumiendo, es la historia de una joven rana que ve una boda y empieza a prepararse para su matrimonio, hasta que ve su reflejo. Al darse cuenta de que todavía es una pequeña colegiala, decide que es mejor ir a la escuela.

Imagen favorita:
Las ilustraciones de la rana están hechas de plastilina. Dan un aspecto muy suave y esponjoso, y reflejan una gran variedad de emociones. Mi imagen favorita es cuando se arregla para salir, imaginando quién puede ser su media naranja.

Scan_7_jpeg_and_Scan_6_jpeg

A los peques les encantará:
Descubrir cómo se puede ser tan creativo con la plastilina. Pronto desearán empezar a crear sus propias historias modelando sus propias figuras.

 

A los adultos les encantará:
Así como nosotros disfrutamos descifrando “Du Iz Tak” del lenguaje de los bichos al inglés, es muy divertido intentar interpretar por las imágenes qué está ocurriendo en el texto, al no entender el idioma jemer.

 

Si te gusta este libro:
Dado que Room to Read es una organización benéfica, no pueden vender sus libros y además muy pocos están escritos en inglés.

 

Este es un artículo que encontramos de una niña llamada Chin que se enamoró de la lectura después de leer Chek Chek.

 

Al ver las ilustraciones, a mí me hizo mucha ilusión recordar a uno de mis personajes favoritos cuando yo era joven: el gran Morph. Tan divertidas ahora como en los años 80.