Érase una vez un blog

1 minutos de lectura

Todo el mundo sabe que los socios emprendedores tienen mucho tiempo libre. De la misma forma que todo el mundo sabe que los padres de dos niños también tienen mucho tiempo libre. De hecho, ambas cosas juntas se multiplican y te dejan tanto tiempo libre que no sabes que hacer con él. Por lo tanto, he decidido que voy a escribir un blog sobre Librio.

 

Traté de decir todo esto en 140 caracteres, pero…

Voy a escribir un blog no sólo porque está de moda rastrear el progreso de una empresa (después del sorprendente éxito del podcast “StartUp”, supe que me comprometería totalmente con Librio, ¡gracias Alex Blumberg!). Sino, porque también me di cuenta de que hay mucho más que contar sobre este viaje de lo que cabe en un tweet o en una publicación de Facebook.


¿Deberías estar leyendo esto?

Bienvenid@ al blog de Librio. En él, te contaré los entresijos de la vida en una empresa recién nacida, las decisiones difíciles a las que nos enfrentamos, bucearemos en el trabajo del ilustrador, compartiré los valores que conforman nuestra misión (uff, qué palabra), nuestras luchas, nuestros éxitos y nuestros dragones. Nick le ha llamado Flint a uno de ellos. Ni siquiera nos tuvimos que reunir para eso, él directamente decidió que le llamaría Flint, así sin consultar. ¿Ves? ¡Qué lucha!

Si esto te resulta interesante, entonces sí deberías estar leyendo esto. De lo contrario, por favor vuelve más adelante y a lo mejor algo llama tu atención.

Me encantaría que decidieras acompañarme. Prometo ser lo más informativo, interesante y divertido posible.


Puedes seguir a Librio en Facebook, en Twitter o en Instagram. Te avisaré cuando cuelgue un nuevo post.

Sin comentarios

Escribe un comentario