fbpx

El creador detrás de las nuevas tarjetas de felicitación personalizadas de Librio

6 minutos de lectura

Intro: Además de ser Director de Arte y Cofundador de Librio, Nick Elliott tiene, con su mujer, su propia empresa de tarjetas de felicitación de impresión tipográfica, Kikisoso.

 

Este mes celebramos el lanzamiento de las tarjetas de felicitación personalizadas de Librio y nos hemos sentado con Nick para hablar sobre su experiencia, su inspiración y sus suricatas tan cotillas.

Así empezó todo

Ed: Cuéntanos, Nick, ¿cómo os surgió la idea de crear tarjetas de felicitación?

 

Nick: Al principio, mi mujer y yo pensamos poner en marcha una empresa de estampación de camisetas, dado que ella es diseñadora de moda y yo diseñador gráfico, así que nos pareció que era una buena combinación. Después de hacer varios intentos y de darle muchas vueltas, pasamos de la impresión serigráfica a la tipográfica, y esto nos llevó a los productos de papel y a las tarjetas de felicitación.

 

Ed: ¿Recuerdas cuál fue tu primer diseño?

 

Nick: No recuerdo cuál fue mi primer diseño para una tarjeta, pero sí recuerdo que la primera tarjeta que creamos para vender se llamaba “Floating Hearts” (corazones flotantes). Es un pequeño conejo con un globo flotante con la forma de corazón. Todavía la vendemos hoy.

Kikisoso Floating Hearts

Impresión a la carta – hace 100 años y hoy

Ed: Tu máquina de impresión tipográfica tiene una historia curiosa, ¿nos la puedes contar?

 

Nick: Compramos la impresora en eBay. Pertenecía a una impresa en Inglaterra llamada Armstrongs of Hexham. Ellos se la habían comprado al fabricante en Boston, Estados Unidos, sobre 1910 y llevaba los últimos cinco años guardada en su almacén. Así que se la compramos y tuvimos que organizar el transporte.

 

Es bastante curioso, porque llegó en un palé a las cuatro de la tarde en vísperas de un día de fiesta, sin saber que llegaba ese día. Pesaba 600 kg, así que mi mujer y yo nos quedamos en blanco mirando el palé sabiendo que de ninguna manera lo podíamos mover. Por suerte, conseguimos localizar a una empresa justo antes de que cerrara y nos mandaron a unos chicos. ¡Nos costó más dinero moverlo esos 3 m, que el viaje de 616 millas desde Inglaterra!

 

Ed: Me encanta el hecho de que en Kikisoso, usas una máquina de impresión tipográfica de más de 100 años para conseguir una impresión personalizada y en Librio utilizamos tecnología punta para hacer lo mismo. ¿Sigues el mismo proceso creativo para las tarjetas de Librio como para las de impresión tipográfica? O, por el contrario, ¿en qué se diferencia el proceso de diseño?

 

Nick: Hay algunas similitudes, porque en ambos casos, cuánto más sencillo es el diseño, mejor. Los diseños simples dejan más espacio para la personalización como, por ejemplo, añadir nombres con distintas longitudes. Mi experiencia en el diseño de tarjetas de impresión tipográfica sin duda me ayudó a la hora de diseñar las tarjetas de Librio. Además, todos estos años en un sector altamente competitivo me ha enseñado a identificar qué funciona, qué llama la atención y qué busca el cliente.

Kikisoso letterpress

Inspiración y proceso de diseño

Ed: ¿Puedes compartir qué proceso seguís para crear los diseños de las tarjetas?

 

Nick: Mi mujer y yo apagamos todos los ordenadores y los teléfonos, y nos sentamos con unos cuadernos de dibujo, evitando todo estímulo externo. A veces planteamos un tema, otras vemos qué surge libremente. Hacemos una tormenta de ideas y si una idea no parece que funciona, la dejamos y le volvemos a dar otra oportunidad en el futuro.

 

Ed: ¿Cuántos diseños creáis al año?

 

Nick: Hay veces que te sientas una tarde y eres capaz de crear cinco tarjetas, pero otras veces, no surge ninguna idea. El sector de tarjetas de felicitación es muy competitivo y es muy difícil ser original. Normalmente, se supone que hay que sacar una serie en primavera y otra en Navidad, pero nosotros buscamos sacar diez nuevas tarjetas al año y si no conseguimos estar 100% convencidos con ellas, sacamos solo las que tengamos.

 

Ed: ¿Qué artistas os inspiran?

 

Nick: Uno de mis favoritos es el artista británico Gary Hume. Me encanta lo que hace, sus colores y su composición funcionan de maravilla. Muchas veces pienso en su trabajo antes de empezar a dibujar algo, porque él normalmente utiliza pocos colores y eso nos ayuda a mantener nuestras líneas simples.

nick-interview_Meercats

Ed: ¿Cuál es tu tarjeta favorita diseñada por ti?

 

Nick: Mi tarjeta favorita diseñada por mí -y de verdad es mi favorita porque no la cambiaría ahora, algo muy raro siendo un diseñador gráfico-, se llama “Meerkats” (suricatas). El mensaje dice: “¡Hemos oído que es tu cumpleaños!”, y hay tres suricatas mirando en direcciones opuestas. Elegí a las suricatas porque parecen muy cotillas, así que si alguien se tiene que enterar de algo ¡teníamos claro que serían ellas! Cuando las dibujé, fue una de esas veces en la que lo hice muy rápido y dije: “¡Ya está terminado!” Realmente lo conseguí hacer en dos minutos y me encanta.

Sacando al artista que lleva dentro

Ed: Tú has dicho que te habría gustado estudiar arte y al final te decidiste por diseño. En primer lugar, ¿por qué? Y, en segundo, ¿cómo sale el artista que llevas dentro en tus creaciones? ¿Te consideras más un artista o un diseñador?

 

Nick: Me habría gustado estudiar bellas artes, de hecho, llegué a exponer en mi ciudad natal y lo vendí todo. Pero, decidí estudiar diseño gráfico porque tuve miedo de no poder vivir de ello, de no poder pagar el alquiler… <risas>. Quería vivir en Londres y no me parecía una opción viable vivir en Londres como artista.

 

Ed: Para Librio, parece claro que tienes que sacar más tu lado de diseñador que de artista.

 

Nick:  Así es.

 

Ed: No solo con las tarjetas, sino también con los libros personalizados. ¿Crees que tu lado artístico puede salir o está siempre reprimido por los requisitos comerciales?

 

Nick: Creo que los libros permiten ver más el lado artístico. Es genial, porque partes de una historia, pero como ilustrador puedes decidir qué parte de ella debe ser ilustrada. De un mismo texto, no salen dos ilustraciones iguales. Siempre busco cómo hacer que el libro sea más divertido. Me encanta añadir cosas en un segundo plano que a lo mejor no se ven a la primera. Eso me gusta mucho.

 

Ed:  Creo que es una de mis partes favoritas al leer un libro infantil, descubrir esas pequeñas cosas que el ilustrador incluye.

 

Nick: Sí, es genial añadir algo que no se descubre la primera, la segunda o incluso la tercera vez que lo lees. Eso no lo puedes hacer en una tarjeta de felicitación.

 

Las tarjetas de felicitación personalizadas de Librio están a punto de llegar. Están impresas en papel de calidad 100% reciclado y son el complemento perfecto para cualquier ocasión: cumpleaños, bautizos, recién nacidos o, simplemente, para alguien que se lo merece.

Las tarjetas de felicitación personalizadas de Librio